Vuestro centro histórico se nos muere

por Pablo Díaz Donoso

Escoger dónde vivir suele ser una decisión más pasional que racional. Es por esto que, desde hace algún tiempo, vivo en Extremadura.

Situada al oeste de España, haciendo frontera con Portugal, constituye una de las zonas con más encanto de todo el país. Si bien es una región eminentemente rural y con escasas oportunidades de empleo, ofrece a cambio una calidad de vida que lo compensa.

Ya sea por sus pequeños pueblos encalados, sus parajes naturales o sus ciudades llenas de callejuelas con aspecto medieval, Extremadura es un lugar maravilloso para vivir. Aunque a veces querer vivir en un espacio de larga tradición histórica puede ser complicado como indica la noticia que recogía el diario regional Hoy, en su edición digital.


Alcazaba de Badajoz
Foto: Icorbacho

Sigue leyendo

Guzmán no somos todos

por Pablo Díaz Donoso

La Casa Guzmán ha sido demolida.

Con esta frase comenzaba el escrito con el que la fundación Alejandro de la Sota informaba sobre la desaparición de una de las viviendas más significativas de la obra del arquitecto.

La Casa Guzmán era una extraordinaria obra de arquitectura. Encargada por el ingeniero Enrique Guzmán al arquitecto Alejandro de la Sota, se situaba en Algete, a pocos minutos de la capital de España. Se trataba de una pieza no demasiado grande, exenta, que resuelve la suave pendiente de la parcela situándose en la parte más alta de la misma, posándose, en palabras del propio arquitecto, como si fuera un sólido en un medio líquido. El resultado era una extraordinaria relación de simbiosis entre los espacios interiores y los exteriores de la vivienda.

 Imagen: Fundación Alejandro de la Sota


Casa Guzmán – Fundación Alejandro de la Sota

Sigue leyendo

Kilos de sestercios

Tiene toda la pinta de una novela detectivesca de aventuras. Una trabajo anodino en un parque en las cercanías de Sevilla. La excavadora que rompe unas vasijas viejas. Aparecen docena y media de ánforas y las ánforas están llenas de monedas romanas de plata, denarios, y bronce, sestercios.

¿Un depósito para pagar a las tropas? ¿Un escondite de algún recaudador corrupto que no quiso declarar lo recaudado? ¿O de un noble patricio que murió antes de explicar a sus herededos donde había escondido la fortuna?

 Colección de monedas romanas Foto: Portable Antiquities Scheme


Colección de monedas romanas
Foto: Portable Antiquities Scheme

Sigue leyendo

¿Realmente queremos proteger el patrimonio? (2 de 2)

Los objetos históricos tienen ese valor histórico si sabemos dárselo y, de nuevo, cualquier objeto del pasado puede tener valor histórico. ¿Por qué, entonces, se produce el pillaje de los sitios arqueológicos? Porque más allá del valor histórico, hay ciertos objetos apreciados por los coleccionistas que ponen precio a su adquisición, valor histórico al margen.

Hay un mercado de antigüedades donde esas antigüedades son apreciadas no sólo por su vejez, también por su belleza, su rareza, su excepcionalidad. Todos estos rasgos pueden ser muy subjetivos. ¿Cómo pelear contra un mercado de subjetividad? En realidad, la mayor parte de los objetos que adquirimos en el mercado lo hacemos con carácter subjetivo. Una prenda de buena calidad es igual a otra prenda de buena calidad, pero elegiremos la primera o la segunda o una tercera de peor calidad y más cara porque nos gusta. Las personas tenemos voluntad, nos gusta escoger, no hay un criterio único de elección.

 Máscara tradicional Dogón Foto: Ferdinand Reus


Máscara tradicional Dogón
Foto: Ferdinand Reus

Sigue leyendo

¿Realmente queremos proteger el patrimonio? (1 de 2)

La arqueóloga Sarah Parcak recibió el TED Prize 2016 para llevar a cabo su proyecto de supervisión de los sitios arqueológicos vía satélite para evitar el saqueo de dichos sitios. Los primeros avances de su proyecto se presentaron en la reunión del TED en Vancouver hace una semana.

Al hilo de la destrucción sistemática que el Estado Islámico (ISIS) está realizando en el sitio de Palmira, iniciativas como la de Parcak parecen pertinentes. Sin embargo, si bien es cierto que ISIS está traficando con antigüedades para financiar sus acciones, no debemos mezclar dos realidades diferentes.

 Estatua de la reina Hatshepsut Foto: Rob Koopman


Estatua de la reina Hatshepsut
Foto: Rob Koopman

Sigue leyendo

Y los idiomas siguen muriendo

El itzá es una de las veintiuna lenguas mayenses conservadas en Guatemala. Por cierto, de la rama yucateca, por aquello de haber surgido antes de las fronteras nacionales contemporáneas, que tanto empeño ponen en circunscribir un idioma a un estado.

Quizás en unos años, el itzá sea una lengua extinta pues según comenta Prensa Libre, al parecer sólo quedan algo más de setenta hablantes de ese idioma, muchos de edad avanzada.

 Mujeres con trajes típicos itzaes Foto: Prensa Libre


Mujeres con trajes típicos itzaes
Foto: Prensa Libre

Sigue leyendo

Matrimonio y arquitectura (cuando no funciona)

por Joaquín Cobarro

Si el debate entre tiempo y arquitectura ha de centrarse en un espacio urbano tan determinante como una plaza, hay que entender las plazas como una intersección, como una confluencia de la diversidad. Siempre ha sido así, en mayor o menor grado. Tanto en París como en cualquier ciudad que se enorgullezca de saber apreciar la cultura, esa se desarrolla en las plazas que son artífices de la comunicación y herederas del ágora griego. La condición de espacio público está implícita en su definición y París no es la excepción. En 1967, Pierre Cabanne en su artículo “Pourquoi Paris n’est plus le fer de lance de l’art” mencionó que París se había quedado dormida no en espera de su príncipe azul sino de “una buena patada en el culo”. París fue muchas cosas y lo seguirá siendo, pero en los tiempos en que se construyó el Pompidou necesitaba, con toda seguridad epatar y eso consiguió, vaya si lo consiguió una vez más.

 "Rouxel et Dubois" de Ferdinand Lunel (1896)


“Rouxel et Dubois”
de Ferdinand Lunel (1896)

Sigue leyendo

Matrimonio y arquitectura

El centro cultural Georges Pompidou de París envejece mal.

Hace veinte años, cuando trabajaba en la excavación arqueológica del museo de Arte judío, situado a dos cuadras del Pompidou, pasaba todas las mañanas frente al centro cultural, que ya estaba siendo sometido a una intensa labor no de restauración, sino de reconstrucción, pues, prácticamente, tuvieron que ir sustituyendo una a una todas las piezas que constituían el edificio. Para ese entonces, el Pompidou tenía poco más de veinte años, había envejecido mal, y pasados otros veinte, hay que volver a arreglarlo.

 Centro Pompidou de París Foto: A. Garín


Centro Pompidou de París
Foto: A. Garín

Sigue leyendo

Tesoros nacionales

En 1634, hace dos años que el joven Rembrandt (tiene 28 años en ese momento) vive en Ámsterdam, la capital económica de los Países Bajos en el siglo XVII. Le va bien en los negocios, pues su fama como retratista ha ido aumentando, y, además, triunfa en el amor, pues se va a casar con Saskia van Uylenburg, una señorita de la burguesía neerlandesa de 22 años.

Es entonces cuando Maerten Soolmans, un comerciante llegado de Amberes que se ha enriquecido notablemente en Ámsterdam le hace una serie de encargos a Rembrandt. Primero, un retrato del propio Soolmans, de medio cuerpo, con aire ausente, que hoy se encuentra en el Museo Nacional de Varsovia.

Poco después, dos retratos, de cuerpo entero de Soolmans y de su esposa Oopjen Coppit, con una aire más vanidoso y señorial. Estos dos retratos se encuentran en París, en la colección de Eric de Rothschild.

 Retrato de Soolmans, por Rembrandt Colección Rothschild


Retrato de Soolmans, por Rembrandt
Colección Rothschild

Sigue leyendo